Figuras extendidas en el cristal del coche. Beso público/
Llueve en la mañana/
No es rocío. Saliva est.

Flexiono la derecha sobre la izquierda/
El mar está al frente/
Mi Cíclope es azul
(Mediterráneo)

El código de barras de tu cuerpo/
Son las ranuras de la persiana/
Te velo.

No me vigiles/
Mi cuerpo no va a ninguna parte/
Mientras mi espalda siga aquí.

La comía con sus ojos (castaños, enormes)
La devoraba con su mente.
En la tribu, le llamaban “El Caníbal”

-Le cae el flequillo sobre la cara./ (Afirma el hermano)
-Siempre anda triste/ (añade el padre)
-Tan triste –miradla- que le llora el pelo.
(Suspira la madre)

Tempus fugit/
Cortó su foto de los veinte años. La metió dentro del espejo/
Y se miraba en los todos los demás, excepto en ése.
(Para nunca más recordarse)

Era mala. Él lo intuía./
-Tienes las piernas más largas del mundo (El soso)/
-Para ahogarte, mi vida. (La cruel)
(Murió un hombre asfixiado por ser escaso en el placer)

Se volvió loco buscando el blanco (de la Odalisca de Ingrès)/
Volvió a ser feliz en el manicomio/
Se enamoró de Natalia. Ella había nacido allí.

De vez en cuando me busco/
Y me encuentro en el lugar más secreto (sssshhhh)/
El hueco de mi axila
(Al fondo, muy al fondo. Rozando el omóplato)

Si fuera muy pequeña (de Liliput)
Me encontrarías en el ombligo (sssshhhh)
Se lo cedo en alquiler (temporalmente) a los gnomos
(Anidan en el piercing)

La casada fue infiel/
Se metió un día en la fuente (sus miles de gotas calmaron sus ansias)/
Ya sólo vivía junto al arroyuelo/
A los nueve meses del primer bautismo…empezó a sentir naúseas.
(Leyendas de los oasis)

-“Tu amor me hizo inmortal/
y no me diste aquel beso/
por no quebrar un misterio/
que –hoy- me hace penar”
(De Isabel Freyre a Garcilaso de la Vega)

Ya no entendía nada. Sólo el cansancio tremendo.
-Se me ha roto el ala izquierda
-Sí –habló el buen doctor- . Le pondré el yeso.
-No. Vengo a que también me rompa la derecha.
(Y escupió la paloma el pegajoso olivo)

Foto: Copyright de Tony Catani

Anuncios