Carmen Garrido, ganadora del Premio de poesía Andalucía joven 2008, presente en la inauguración del RCA 09, en Sevilla.

Miguel Ángel Feria, Rubén Martín, José Daniel García, Raúl Quinto, Elena Medel, han sido algunos de los ganadores de este premio, todos ellos han participado a la vez en al Recital Chilango Andaluz, y curiosamente algunos de ellos han sido los encargados de dar el pistoletazo de salida de los recitales.

Este año repetimos tradición y será Carmen Garrido, ganadora de la última edición del premio de poesía Andalucía joven, quien inaugure los recitales en Sevilla. Es un placer para nosotros contar con su presencia.

Estará presente el día sábado 24, en la inauguración del Recital Chilango Andaluz. A partir de las 21 horas.
Les dejamos una biografía escrita por la propia poeta:

Carmen Garrido Ortiz. Soy una escritora española nacida en plena campiña cordobesa, tierra de regadíos, alllozos y alacauciles (Fernán Núñez, Córdoba, 1978). Me licencié como periodista en Sevilla con una tesis sobre el surrealismo en la Generación del 27 a través de sus revistas. Soy máster en Relaciones Internacionales y Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid, finalizado con un ensayo sobre la evolución en el conflicto de Oriente Próximo (año 2005), tema que me apasiona. Como periodista, trabajé en las secciones de cultura de Diario Córdoba y ABC Córdoba, además de realizar diversas investigaciones sobre el conflicto palestino-israelí; la situación del Sáhara Occidental y otras cuestiones relacionadas con el mundo árabe.
En la actualidad soy responsable de Educación y Cultura y profesora de español para inmigrantes en la Asociación de Jóvenes Inmigrantes Marroquíes (AJI-ATIME), aquí en Madrid, donde resido. y administro el blog literario ladamadeverde.blogspot.com.
Como escritora, he ganado, en 2008, el premio de poesía Andalucía Joven del Instituto Andaluz de la Juventud con el poemario La hijastra de Job. Asimismo, también he publicado mis poemas y relatos en Poesía rosa roja verde para lectores naranjas, recopilación de poemas del colectivo de poesía Pólemos; gané en 2008 el concurso de cuentos de Ediciones Fuentetaja con La bofetada, publicado en El cuento, por favor. Otras narraciones han aparecido en Asentamientos (Fuentetaja, 2009), en Velamen (II Premio Luis Adaro; AEN-Gijón, 2008), en El relato más corto del verano (Premio Ediciones Personales, 2008) y en Revista de Feria (Córdoba, 2007, 2008 y 2009)

He colaborado con las revistas culturales como Letralia; Narrativas; Jazztelia, Almiar/Margen Cero, Ucronías, futurosperiodistas; La Sombra del Esperpento y el desaparecido Parche Digital de Asturias.
En la actualidad, redondeo mi segundo poemario, una crónica viajera y un retazo de la humanidad madrileña. Administro el blog literario http://www.ladamadeverde.blogspot.com.
Formo parte del colectivo de poesía madrileño Pólemos, con los que comparto talleres, habiendo recitado con ellos en diversos lugares de Madrid, entre ellos Libertad 8.

He vivido en Córdoba, Sevilla, Granada, París, Buenos Aires, Copenhague, Marrakech y Madrid.
Persigo la idea de hacer crecer mi ONG junto a mis mucho-compañeras, “hacerla visible”, inaugurando talleres de Historia, Inmersión Cultural, Literatura Española y Teatro este otoño.
Personalmente, sueño con viajar a Turquía, Mozambique, Suecia y Sudáfrica en algún proyecto de cooperación, aprender a montar en bici y escaparme a Cantabria siempre que pueda, así como volver a la pintura y a hacer senderismo por la Comunidad de Madrid.
LA PALABRA

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
(Antonio Machado. Cantares)

Yo quisiera hablar contigo de lo viejo.
Tête-à-tête, sotto voce.
Acurrucarme en tus sentidos y desligarme de las mortajas,
sembrar la cabeza huera de tus lances y mis sagas, las luchas y las exequias por lo antiguo y lo vivido.

Yo quisiera hablar contigo de lo viejo.
Despojarme de los hábitos verdes, las gabardinas de tantos inviernos, los somníferos para soñar a otros, las viejas cuentas con los enemigos.
Algunos están serrando un olmo centenario para las chimeneas de su vida futura.
Otros compran campanitas funerarias y queman incienso con olor a rastrojo. Así rompen su alma y sus trabajos. Renacen por el perfume nuevo, reviven porque vaciaron los cántaros en sus fuentes.
Yo busco la solución en las paredes de un cuarto pequeño,
donde habitan 108 tentaciones y treinta recuerdos, uno por año.
En mi dormitorio, hay estanterías tan altas que, al mirarlas, aprehendes de ellas todo su saber.
Hay sábanas bordadas por unas manos tan distintas de las mías que nadie diría que son sangre de mi carne.
Hay cruces robadas de un cementerio, alguna margarita despechada y muchas cartas de amor a desconocidos.
En fin, todo este vacío rodea mi cabeza y la Olivetti, espíritu y cuerpo sembrado de letras.
Mi preferida, ya sabes, es la O, la omertá donde se esconde mi voz, que no alcanza a terminar las eses de las palabras.

Yo quisiera hablar contigo de lo viejo.
De aquellas horas en la cama blanda mientras yo te prometía. Tardes de sombras chinescas doradas de sol y pelo tirante sobre las orejas pequeñas, bien lobuladas.
Las noches con redecillas sobre los bucles y el futuro tan imperfecto doblado sobre tu regazo en la mecedora.
Aquellos silencios.
Tus palabras en sueños, que sabían a arropía y a cenobio, cipreses y celdas, tocas y pozuelos.
Yo las apresaba y me fundía con tus risas de durmiente feliz, de cuerpo bendecido por la fortuna durante unas horas de paz.
Aquél era tu reino y rezábamos por conservarlo, por los helechos que lo adornaban, por las cuentas de los rosarios que lo cercaban, por el ruido vivo del agua de tu aljibe.

Yo quiero hablar contigo de lo viejo.
Acercarme a ti y maullar: rozagante, mimosa, feliz.
Te obligo a que me acaricies la cabeza y me estires los párpados para hacer los ojos grandes y así verte y gustarme.
Me enredas con el cashmere de tu vocabulario denso, apetecible, tan dulce. Y yo me dejo arrastrar, aunque con la argolla me siga atando a la quimera de la realidad.

Hablemos.

http://www.ladamadeverde.blogspot.com
Córdoba guapa

Anuncios